miércoles, 19 de noviembre de 2008

Ganas de gritar



¿Qué pasa por mi mente? No lo se, me corroe la rabia, el dolor, la impotencia... El motivo? No lo se, pero es frustrante cuando un sentimiento se apodera de tu cabeza y de tu cuerpo. No puedes hacer nada. La ira ha vuelto a aparecer, nada ni nadie sabe porque aparece y como puede desaparecer.
No quiero hablar, no quiero reir, no quiero soñar... quiero desacerme de esta carga, quiero gritar. Quiero romperme las cuerdas vocales al sacarlo, quiero que se marche... me siento mal, muy mal.
La oscuridad está cerca y mi mente está débil, necesito irme. No quiero aguantar nada, no puedo aguantar nada, por lo más mínimo aparece este sentimiento.
Se oye una voz: Socorro!!!
Ya pasó, ha sido solo un momento, de nuevo, esto se apodera de mi, me supera. Tiene un ejercito que supera al mío en todos los aspectos. No puedo luchar. Que hago, me rindo? Creo que no, no es mi estilo.
Mi cuerpo actúa, mi cabeza no piensa... la luz se aleja de mi, no puedo alcanzarla y algo en mi me lo impide, realmente me hace creer que no la quiero alcanzar, necesito salir.
Alegrías que se alejan, ilusiones que se desvanecen, sentimientos confusos...
Mi vela se apaga, las ganas de seguir adelante se pierden.
Necesito pensar, pero no puedo, mi cabeza está saturada. Creo que encuentro una salida pero a los dos minutos desaparece.
La oscuridad se apodera de mi, mis ojos no ven, mi corazón no puede sentir. Y mientras, mi cuerpo actúa a su voluntad sin nadie que lo detenga.
¿Encontraré la salida de este laberinto?.................

5 comentarios:

Palma dijo...

Estoy aquí, para guiarte en tu ceguera. Aunque las fuerzas me flaqueen y huya porque me haces daño con el torbellino de tu rabia, estoy aquí. Aunque estés bloqueado por tu orgullo y rechaces cualquier tipo de ayuda que te esté brindando. Estoy aquí y aquí seguiré tendiéndote mi mano, fuerte ahora en medio de tu debilidad; impetuosa y grácil más que tus turbios sentimientos. Me fortaleceré en medio de tu oscuridad para guiarte a la salida del laberinto que crees que atrapa... Estoy aquí, sábelo. Ya te lo dije una vez pero te lo repito porque parece que lo has olvidado: nunca más estarás solo. Te quiero.

Aquiles dijo...

Hermano...me empiezas a preocupar.No estas solo,te apoyamos.Recuerda que la ira solo muere si no estas solo,asi que arropate al calor de los tuyos,sigue soñando y vuela alto,que sabes que llegarás muy lejos.Un abrazo

Tristán dijo...

Cuando el telón ennegrezca tus ojos, apóyate en aquellos que portan luz, porque sólo con su guía volverás al camino...
Sé que tienes fuerza suficiente para llegar a él.

Recuerdos desde mi Buhardilla.

Anónimo dijo...

"Hay tres cosas que nunca vuelven atrás: la palabra pronunciada,la flecha lanzada y la oportunidad perdida"

Alfonso dijo...

http://www.escribirte.com.ar/blogs/user/vuelosdegaviota/arcoIris.gif